El ciclo biológico de la avispa asiática (IV)

El ciclo biológico de la avispa continua, la reina ha dejado de ser la única adulta de la colonia y es ahora cuando las cosas se ponen interesantes…

Entre los finales de abril y el principio de junio, se pueden observar las primeras avispas obreras adultas de los nidos. Esta fecha, varía dependiendo del momento en el que la fundadora del nido cesó su periodo de hibernación y el clima y la disponibilidad de alimento de la zona en el que se construyó el nido primario.  Al nacer, estas jóvenes avispas muestran un color blanquecino y son incapaces de volar hasta al menos su tercer día de vida, estos individuos, también conocidos como “callows” tienen una cutícula mucho más blanda y sensible y se muestran torpes durante las primeras horas tras el nacimiento. Invierten sus primeros días de vida boca abajo introducidos en celdas vacías descansando para terminar de madurar.

Avispa asiática emergiendo. Foto por Denis Benito Fernández

Las obreras resultantes de esta primera puesta serán de un tamaño reducido en comparación con las futuras obreras. Esto se da debido al escaso alimento que pueden aportar a las larvas la reina sola o las primeras obreras de la colonia, así como a las condiciones de temperatura del nido, menos favorable cuando hay pocas avispas. A medida que el nido crece, más obreras se encargan del cuidado de las larvas, y al estar cada vez mejor alimentadas, aumentan su tamaño.

Con el paso de las semanas, los individuos que trabajan a favor de la colonia se multiplican. La reina sale cada vez menos del nido, hasta que deja de hacerlo y las encargadas de realizar las labores del exterior serán las obreras, es ahora cuando la fundadora del nido pasa a tener una única responsabilidad, la incesante puesta de huevos.

A medida que el tamaño de la colonia aumenta, la relación de las obreras con la reina cambia. Al principio cuando la reina aún se comporta como una obrera (cazando, limpiando el nido…) sus hijas se relacionan con ella como con cualquier otra hermana. Cuando la fundadora deja esas tareas y delega en sus obreras, estas comienzan a tratarla como la verdadera líder de la colonia, acicalándola con sus mandíbulas y priorizando su bienestar. Estos cuidados son por las que las reinas de Vespa velutina pierdan la vellosidad que cubre el cuerpo de las avispas normalmente y que muestren un color más brillante, de esta manera, la identificación de la fundadora es una tarea sencilla para cualquier integrante de la colonia.

 


¡Descubre el ciclo biológico de la Vespa velutina!

  • El ciclo biológico de la avispa asiática (I)
    El ciclo biológico de la avispa asiática (I)

 

Sara Arkotxa

Puedes enviarme tus dudas y preguntas a... sarkotxa@gmail.com o @SaraArkt